Contratar un copywriter o con tratar con un copywriter.

Textos que no venden como se esperaba.

Valores de producto o servicio mal transmitidos o que simplemente no se transmiten.

Ecommerce o páginas web que no destacan los beneficios de comprar ese producto o servicio.

Contratar un copywriter puede ser la solución a algunos de los problemas de ventas de un negocio, especialmente si este es un negocio online.

Y a mí me gustaría tener más gente que me llame para pedir presupuestos de copywriting web y más solicitudes por email de mis servicios de copywriter SEO freelance de las que recibo.

Eso que todos los meses me entran cosas del tipo

«estamos buscando un servicio de copywriting para nuestra página web»,

«busco a alguien que me pudiera realizar textos de calidad»,

«me gustaría saber cuáles son tus tarifas de redacción de textos para web/blog + SEO (precio extra?)»,

por citar textualmente algunos ejemplos.

Y será por necesidad, por sentido profesional, del deber o simple curiosidad, que a todas respondo con diferente profundidad para intentar averiguar cuánto de verdad y de verdadera necesidad hay detrás de cada una.

Y te puedo asegurar que detrás de la mayoría no hay prácticamente ninguna de contratar o pagar por unos servicios de redacción de textos y copywriting.

Siendo muy claro.

Algunas solicitudes solo lo son para averiguar los precios de un copywriter en España. Tus tarifas, vamos.

Otras para saber si eres un copywriter barato capaz de escribir textos persuasivos, publicitarios, textos que vendan o que buscan el lead.

Las menos, quizás, para entender (¿?), desde tus tarifas, cuánto tienes de experto como redactor publicitario.

Vamos, tratan de tratar con un copywriter solo para preocuparse por el valor de sus servicios.

No por el valor que las estrategias efectivas y las técnicas de escritura persuasiva aplicadas sobre sus textos web pudieran tener sobre las ventas de su producto o servicio.

No por el valor de un trabajo ajeno cuyo objetivo es conseguir beneficios aún más sustanciosos.

No por el valor que se le supone al trabajo de un profesional, como es mi caso, con más de 25 años de trayectoria…

Precios, precios, precios…

El anuncio que ves en la imagen destacada que acompaña a este post es la foto de un anuncio real.

En concreto, un «robapáginas» (no online, que antes de internet ya existía este formato) redactado por mí y diseñado junto a mi Director de Arte en 1995 para Telefónica. En papel y para el diario «El País» en 1995. Lo puedes encontrar también en la sección de trabajos de esta web. El primer año en el que la agencia para la que lo hicimos decidió reforzar su departamento creativo y contratar un nuevo copywriter que fui yo.

Me sirve para contar tres cosas interesantes que creo que un potencial cliente se debería plantear antes de contratar o contactar con un copy freelance para pasar después a pedirle presupuesto:

  • 1. Tener claro quién es el cliente ideal, porque sin conocer bien a quién se está intentando atraer, todo el trabajo no servirá para nada. Y al copywriter caro o barato le será imposible escribir para conectar emocionalmente con él. En el anuncio de la foto, claramente es el emigrante peruano que vive en España.
  • 2. Tener claro qué se está vendiendo y cuál es la USP o propuesta única de venta que se hace y que hace único y diferente al producto. En el ejemplo, llamadas en un día muy especial a un precio aún más especial (en esas fechas no existían los teléfonos móviles y las llamadas internacionales eran muy caras, más para personas con poco poder adquisitivo).
  • 3. Tener claros los objetivos que se quieren conseguir. O lo que es lo mismo, definir qué se quiere conseguir mejorando los textos. La ventaja que ahora tenemos frente a los anuncios «en papel» de aquel entonces, es que en internet prácticamente todo se puede medir.

El papel tan importante que desempeñan las palabras en un negocio online no puede pasar desapercibido para nadie que lo tenga, lo quiera tener o hacer crecer. Así que confiar tus contenidos o los de tu marca claro que merece investigar el tipo de profesional idóneo a contratar según la naturaleza de cada trabajo.

Pero en cuanto a las tarifas por desarrollarlas de manera profesional y eficaz a través de diferentes servicios y profesionales del copywriting web, son algo muy personal.

Tanto para el que las pone como para el posible cliente, que decidirá o no pagarlas y por tanto contratar o no sus servicios de redacción.

En mi caso, mis precios como copywriter reflejan más de 25 años de experiencia profesional redactando para distintos tipos de marcas, grandes, pequeñas, nacionales, internacionales; agencias de publicidad nacionales y multinacionales y profesionales y pymes. Cubren un amplio abanico de necesidades del mercado de la redacción de textos que venden y, además, integran la visión estratégica necesaria para un negocio desde el punto de vista de su comunicación comercial.

Por eso, atención a ir buscando solo precio o servicios low cost. Hay que tener en consideración que el trabajo de cualquier profesional (como el tuyo) requiere tiempo, ideas, conocimientos, investigación, dedicación, etc. Y eso hay que pagarlo.

También a la hora de contratar un copywriter.

Uso de cookies

ppbarabino.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies