¿Employer Brand versus Consumer Brand?

Como sabes, hoy los consumidores son capaces de hacer escuchar su voz a un volumen como nunca antes ha sucedido. La potencia, alcance y credibilidad que brindan las redes sociales hacen que puedan construir o destruir marcas –Consumer Brand– en cuestión de unos simples  “Me gusta” o retuits. Si a la de estas plataformas le sumamos la fortaleza de las redes de tipo profesional, con otro perfil de audiencia no menos poderoso y no menos activo -los trabajadores-, que proporcionan también otra perspectiva –Employer Brand– de las marcas auténtica e influyente para el mercado de la atracción y fidelización del talento, nos encontramos ante una realidad en la que no se puede dejar de lado las consecuencias que se derivan de trabajar el branding conjuntamente o no sobre cada una de ellas para construir UNA marca convincente. Así que a la pregunta que formulaba en el titular de este post Employer Brand versus Consumer Brand respondería que frente o en contra, de ninguna manera. Tal y como lo señala de manera significativa este estudio: alinear tu Employer Brand y tu Consumer Brand se traduce en resultados sorprendentes para el negocio: las empresas que tienen las puntuaciones más altas en ambas categorías han mostrado un crecimiento acumulado del 36% en el valor de sus acciones en cinco años.

Dejar de lado el planteamiento Employer Brand versus Consumer Brand supone entender y asumir por parte de la organización o de las compañías y, por tanto, de la marca, que consumidores y empleados tienen mucho en común: la marca de consumo atrae clientes, negocio; la marca de empleador atrae talento en forma de empleados o posibles empleados. Así que como has visto, cualquier esfuerzo de management encaminado a desarrollar una estrategia que incorpore a ambos -clientes y empleados- reportará interesantes beneficios. Esta concienciación sobre la necesidad creciente de alinear la marca de consumo y la marca de empleador es la que está llevando a los CEO de las compañías, a los Departamentos de Recursos Humanos y personal ejecutivo de diferentes áreas a ir más allá de políticas de simple venta de productos y servicios. La evidencia sugiere entonces que cuanto más fuerte es la marca de empleador/Employer Brand, más va a ayudar al conocimiento y comercialización de productos o servicios de la marca. Mira dos ejemplos:

Dos buenos ejemplos de publicidad tradicional que comercializa marca de empleador pero que además trabajan de manera excelente para la marca comercial o de consumo promoviendo la simpatía hacia la marca, generando orgullo de pertenencia… Y dos anuncios claros de que, dentro del Marketing de Recursos Humanos, el planteamiento Employer Brand versus Consumer Brand vive sus últimos días de cara al éxito en cualquier organización.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies