La chavala de la peca.

Chinos y chinas están de morros. Se sienten insultados por Amancio Ortega y sus marcas secuaces.

El caso es que en una de sus últimas campañas publicitarias para uno de sus productos de maquillaje, Zara ha elegido como imagen de uno de sus pintalabios a Jing Wen. Una cotizada modelo de este país que posa habitualmente para las grandes marcas de moda.

Además de una belleza espectacular, tanto para los cánones orientales como occidentales, la joven peca de tener su rostro lleno de esas manchas de color amarillo rojizo, que suelen salir en el cutis y aumentan generalmente por efecto del sol y del aire. Vamos, su seña de identidad.

“Una piel blanca puede ocultar hasta lo más feo”. (Proverbio chino).

La obsesión por la piel blanca en los países asiáticos viene de muy lejos. De cuando las dinastías lo gobernaban todo y las clases más altas no salían de sus palacios, no tenían necesidad de trabajar de sol a sol y, por tanto, ni un rayo del astro rey acariciaba su piel. ¿Qué mayor símbolo de estatus entonces?

A día de hoy, un cutis pálido e impecable se ha convertido además en imagen de inocencia, femineidad, símbolo de juventud, atractivo, deseo y sensualidad.

Solo dos datos: la industria cosmética y de belleza mueve allí hasta 19,8 billones de dólares al año. Y solo en China, el 30% de los tratamientos médicos consisten en el blanqueamiento de la piel, con transfusión de químicos, rayo láser y diferentes técnicas (el paraíso para el difunto Michael Jackson).

Concluyendo.

Consideran una peca y su abundancia como manchas improcedentes (marcas de gorrión las llaman), imperfecciones que deben ser tapadas o eliminadas. Por eso no recordarás ver mujeres chinas luciendo una sola peca en sus rostros, ¿verdad?

#UnInsultoAChina.

Este pero en caracteres chinos es el hashtag que más circula estos días por sus redes sociales para denunciar incluso por racismo la campaña, mientras otros apelan a la diversidad e invitan a abrazar los rasgos naturales de cada persona.

Joder con estos de Arteixo. Para una vez que una marca no usa el Photoshop y algunos usuarios les salen con estas y se lo reclaman…

Sobre manchas para una marca.

Perder de vista al consumidor final puede traducirse, sin ir más lejos, en errar en el tono de una estrategia de comunicación y desarrollar gráficamente de forma equivocada un producto y su comunicación comercial. O lo que es lo mismo, levantar una gran muralla entre él y la marca, de forma que todos los esfuerzos de marketing se vayan al traste y que cueste mucho tiempo y dinero derribar.

Si quieres que a la tuya no le pongan la cara colorada y tus clientes tampoco te pongan morritos igual te puedo ayudar a retocar tus textos con mi servicios de copywriting. ¿Hablamos y vemos cómo pinta la cosa?

Uso de cookies

ppbarabino.com utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de la política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies