¿Apruebas las pruebas?

Hacía 10 años que no iba a una entrevista de trabajo. Jueves por la tarde.

9 porque trabajaba en exclusiva para un cliente.

1 porque no me había salido ninguna.

Ninguna.

No te lo aconsejo.

Aunque tengas trabajo estable (¡ja,ja!).

Aunque tengas clientes fijos (¡ja,ja!).

Aunque tengas contrato indefinido (¡ja,ja!).

Tengas lo que tengas, si tienes oportunidad, ve.

Tengas la edad que tengas.

Y si no tienes oportunidad, ya estás procurándotela.

 

Bueno, pero esta reflexión da para otro post.

 

El caso es que tras hora y media de entrevista para trabajar in house para un anunciante internacional, el que estaba más aburrido de mis 3 interlocutores, dueño de la agencia, va y me pregunta:

 

“Oye, ¿y tú estarías dispuesto a hacer una prueba para el cliente?”.

 

Sorpresa.

 

“Simplemente sería crear un eje de comunicación para… y hacer luego distintas bajadas en función de…”.

 

Perplejidad.

 

Para cuándo.

 

¿Para mañana viernes? ¿Para el lunes? ¿En una semana? ¿Y el briefing? ¿O algo?

 

Y esto, mencionando durante la conversación que él, como agencia, no participa en concursos a no ser que sean remunerados.

 

 

¿Cuánto vale una idea?

 

¿El precio de “mantener viva” tu candidatura a un puesto de trabajo estable e indefinido como leíste líneas arriba?

 

Pero, ¿tú llevas el coche a tu taller y le dices al mecánico que te haga una prueba para ver si sabe cambiar el aceite del cárter de tu coche?

¿Tú le pides a tu odontólogo que te haga una prueba para sentir en tu propia encía si te va a doler cuando deba realizar una endodoncia?

¿Tú le solicitas a un arquitecto una prueba con el dibujo de los planos de tu futura casa?

 

Pero, ¿no establecen los contratos periodos de prueba? ¿3, 6 meses.., según tu titulación?

¿No sirve un portfolio de trabajos publicado en tu web?

¿Son 25 años de experiencia palabras al viento?

¿Tiene sentido semejante invocación al servilismo?

 

La clave de los problemas de las profesiones creativas radica en la caída abismal del valor y la consideración social de nuestro trabajo. (Viniendo en este caso y para más inri  por parte de otro profesional-colega del sector).

¿Tan bajo hemos hecho caer esa consideración profesional, empresarial, social, cultural y técnica de nuestra actividad creativa como publicitarios?

¿Cómo es que no hemos sido capaces de generar un discurso sólido, coherente, eficaz y creíble para convencer a todo el mundo? Sí, nosotros, los maestros de la persuasión y del lenguaje audiovisual.

 

Bueno.

 

Mientras me llega una respuesta para ver si he pasado a su short list de candidatos al puesto de copy sénior o no (que confío en que respondan, ya sabes qué opino al respecto) y si no necesitas pruebas ni mayordomos, si quieres ayuda en algún trabajo de copywriting creativo o redacción web o sabes de alguien que quiera vender más en su negocio a través de mis servicios de escritura persuasiva, pedirme presupuesto es bien fácil. Todavía tengo algunos huecos en mi agenda para antes de vacaciones.

¿Te reservo alguno?

ppbarabino.com

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies